“El agricultor que fumiga sabe que le hace daño. Pero uno se expone, porque no hay otra forma.”

“- Gicela, llévame a conocer tus cabras, ¡por favor!
- ¡Día 10 de marzo, vente a la chacra, organizamos una charla* y presentaremos nuestro trabajo a los agricultores!

Ya. Día 10, 7 am de la mañana, salimos con mi vecina María. ¡Rumbo al Norte de Lima, carretera Canta, kilómetro 25, terreno del Consorcio Agua Azul S.A (empresa de tratamiento de agua) donde Gicela y su familia crían sus cabritas!

Después de perdernos un poco, llegamos a tiempo para la charla del ingeniero Luis Gomero Osorio sobre el impacto de los agroquímicos en el valle Chillón. El tono esta planteado: dejamos las cabras felices para más tarde. Las palabras del ingeniero, comprometido desde hace años en la lucha contra la contaminación por agroquímicos en el valle, son preocupantes.

Después de la charla, salimos al campo con las instituciones y agricultores presentes para ver las soluciones que están siendo promovidas por la Cabrita y el Consorcio Agua Azul. Poco a poco, las lenguas se desatan. Carlos, agricultor desde hace más de 18 años en el valle, decidió abandonar el cultivo de hortalizas para dedicarse a plantas aromáticas. Para él, la multiplicación de las plagas y la resistencia de éstas a los productos químicos han hecho imposible el cultivo rentable de hortalizas en el valle. Sin más comentarios, creo que no hace falta, les dejo aquí extractos de las grabaciones que hice durante ese día:

Extracto del testimonio de Carlos, agricultor:

agricultoresdelchillon

Los agricultores del Valle Chillón “Si estamos preocupados, si queremos colaborar

“Con respecto a la albahaca, el problema es el mildiu [enfermedad provocada por hongos]. Hace 3 ó 4 años, no había mildiu. Era poco. Aplicabas tu Antracol [Laboratorio Bayer], tu Manzate [Pro Stick], etc., y ya lo estabas controlando. Hoy en día, no, hermano. El mildiu se ha hecho resistente a estos productos. Tanto así que ya estamos aplicando Folicur [Laboratorio Bayer], mezclado con Attack [Laboratorio Nurfam], con Amista [Azoxystrobin] etc. O sea estamos haciendo una mezcla de productos para poder salvar el cultivo.”

“Pero la idea no es envenenar o infectarlos a ustedes, queridos conciudadanos, amigos, la idea es producir la mercadería al menor costo. Pero, lamentablemente, a veces, cuando el agricultor se excede en algunas dosis, la enfermedad se hace resistente al producto.”

“Hasta el 2004-2005, ¿quiénes usaban moto fumigadoras? ¡Nadie! O de repente, quien tenía más capital o más dinero. Pero ahora es necesario. Ya lo tenemos que alquilar para los que no tienen porque ya no podemos controlar las plagas. ¡Se nos escapa de las manos!”

“Se necesita comunicar a los clientes cómo se está produciendo, hacerles llegar la información. ¡Nos estamos enfermando todos! Puedo sacar una cebolla china e igual la voy a comer en mi caldo. Igual me estoy envenenando. Hay que tomar parte, todos. Hay que difundir lo malo que se está haciendo. ¡El valle se está infestando! Antes, las plagas en el valle eran estacionarias. En verano había tal plaga, y en invierno había tal plaga. El agricultor ya sabía que determinada fecha iba a haber tal plaga. Hoy en día ya no es así. Las plagas ya se han hecho resistentes al frío o al calor. Las plagas de verano ya salen en invierno.”

“En años anteriores, para el control de la mosca-minadora, se usaba Cipermetrina y el famoso Padan [Laboratorio ACM].   Hoy en día no se usa la Cipermetrina, se usa la Alfa-cipermetrina, “ya no 200, 400” dice el ingeniero. Cyromazina, un sobre por cilindro. Pero, nos dicen “¡Échale 4 sobres, está fuerte la plaga!”, e “¡intervalo de dos veces por semana!” ¡Y es verdad! ¡Sépanlo! ¡Sépanlo! ¡Para que tomen algunas medidas!”

“Nosotros como agricultores, ciudadanos, peleamos aquí, día a día, tratamos de hacer una agricultura mejor, más responsable, pero sinceramente, ya el clima ha variado por factores que todos sabemos, y se nos escapa de las manos. En nombre de todos mis hermanos productores, le decimos “¡Ayúdennos!”. Ayúdennos a llevar un producto mejor a la ciudad, a los clientes. Yo les suplico, a las autoridades, que se pongan fuertes. Me dicen “de repente voy a reclamar y pierdo el puesto”, capaz puede pasar, pero ingeniero estamos haciendo un esfuerzo para el país, para mejorar. ¡De repente, ya yo mismo estoy infectado, de repente, como dicen, sexualmente ya no rindo, porque yo mismo fumigo! Ahí me dicen “¿Por qué fumigas descalzo?” Por decir, el apio está de éste tamaño, no puedo entrar con botas a fumigar este apio, porque lo voy a maltratar, lo voy a pisotear. Tengo que hacer un esfuerzo hasta con mi vida para buscar una forma, sabiendo que me va a hacer daño. Porque el agricultor que fumiga sabe que le hace daño. No crean que no lo saben. Pero uno se expone, porque no hay otra forma. Sí estamos preocupados, sí queremos colaborar.”

Extracto del testimonio de Luis Gomero, ingeniero y agricultor:

ManoaBoca_Gicella-y-Luis-Gomero

Gicela y Luis, escuchando las preocupaciones de los agricultores del valle y tratando de usar sus propias experiencias para exponer soluciones alternativas

“Tú has hecho una descripción detallada de por qué los problemas que generan los plaguicidas son cada vez mayores. Hay dos problemas claves que has mencionado: uno es el uso frecuente de los productos químicos que está generando resistencias, problemas nuevos que estamos enfrentando con los mismos productos químicos.”

“Me recuerdo por ejemplo, después que egresé de la universidad en 1982, cuando iba a los valles, la lechuga nunca se fumigaba, la betarraga nunca se fumigaba, son cultivos de los más fuertes. Ahora cuando veo que la lechuga se fumiga a cada rato, igual que la betarraga, me quedo preocupado.”

“Otro problema. Un caso concreto que es un error de los agricultores. Ven a un bicho, a un solo bicho, ahí dicen “ya entró la plaga”, agarra su mochila y lo fumiga. No saben de los umbrales de daños económicos. ¿Cuánto podemos tolerar? Mira, en todos los sistemas, siempre va a haber los malos ahí, pero no vamos a trabajar sobre el concepto de erradicación. Esa palabra no es ecológica. La erradicación es imposible. Yo mismo lo he vivido. Una vez entró la salmonelosis a mi granja de cuyes. Yo preguntaba a todos los veterinarios “¿qué hago con la salmonelosis?”, todos me decían “¡sabe señor, elimine todos tus cuyes! ¡Mátalos! ¡Has cuarentena!” Y yo “¡¿pucha, y mi capital!?¡He comprado, he invertido tanto dinero!” Encontré un agroecólogo, una persona que sabe de ecología. “Quédate con los que resisten” me dijo. Y le hice caso y me quede con los que resistían. Ahora tengo animales que tienen capacidades de resistir a la salmonelosis. Nunca más se presentó este problema en la granja.”

“Fíjense, hay que trabajar en esta perspectiva. Reduzcan las aplicaciones, hagan un esfuerzo, pregunten a los profesionales. Pregunten a los técnicos. A éstos técnicos que vienen, no acepten a ojo cerrado “éste producto es el mejor”. Pregúntenles otras cosas. El problema es que los vendedores de productos químicos son los que llegan a las chacras. Pero ellos vienen a vender, no vienen a asesorarte. Pregúntenles. ¡Sacan información!”

“Yo peleo eso en Macas. ¡Al maíz morado, hace 4 años, no le atacaba nada! Ahora le está atacando más el gusano cogollero. Pero para el cogollero, hay soluciones biológicas. Bacillos thuringiensis lo controla. O si no, métodos caseros. Trampas de melaza. Las pones en botellas. ¡Todas las polillas caen ahí, ya no necesitas aplicar! ¡Estas disparando menos veneno! ¿Y cuánto te costó el kilo de melazas? ¡70 centavos de soles! ¿Para cuánto te alcanza? Te alcanza por lo menos para 20 trampas de botellas de plástico. ¡Estas son las formas que hay que empezar a cambiar! Si no, estamos enriqueciendo a los vendedores de químicos y no estamos haciendo innovaciones. Pero hay soluciones, que requieren tiempo y paciencia. El objetivo de estos esfuerzos es que nos organicemos y empezamos a trabajar conociendo otras alternativas. No queremos solamente escuchar que los químicos van a resolver el problema, sino que queremos escuchar otras alternativas.”

“Los cercos vivos tienen la función de ser los refugios de los controladores biológicos. En mi finca, tengo todo el perímetro con cercos vivos y ellos se encargan de controlar todo lo que son “insectos”. Son verdaderas barreras contra las plagas masivas. Se van a chocar, digamos, a una barrera y van a entender que no pueden pasar esto. Y además no es el alimento que están buscando. Esto es una técnica que se está recomendado ahora en manejo de sistema de producción.”

Gicela_webExtracto del testimonio de Gicela Igreda, agricultora (La Cabrita):

“Las gallinas aquí son ellas que controlan las plagas. La vez pasada, trajimos ese gusano que llaman el ejército. Después de caución y todo lo demás, claro, hicimos una prueba. Le pusimos ahí. Entre 8 y 10 plantas de alfalfa se infestaran. ¿Ahora cómo controlar? Sacamos las gallinas, y las gallinas “tchik tchick tchik”. ¡Se les comió a toditos! ¿Y cuándo nos dimos cuenta que la gallina era la mejor controladora? Cuando una gallina se quedo allá en la barrera y los sacó a los pollitos. ¡Y estos pollitos a los 3 días estaban redonditos, bonitos! ¡Porque la mamá escarbaba y buscaba los gusanitos! ¿Cuál era su alimentación? Pura proteína. Los gusanitos eran pura proteína.”

Nuestra idea, en ManoaBoca, es exponer soluciones, ser positivos, pero es necesario también hablar de los problemas y difundir las preocupaciones. Agradecemos a Gicela por la invitación y por el trabajo extraordinario que viene haciendo con el Ingeniero Luis Gomero, el Consorcio Agua Azul y demás instituciones para ofrecer soluciones a los agricultores del valle Chillón. Al final no pudimos pasar el tiempo que queríamos con las cabras de Gicela, pero ya estamos coordinando otra cita. Entretanto, para terminar con una nota más positiva, les brindamos unas fotos de sus cabritas, que si me parecieran bien felices. ;)

 *plan de Capacitación 2015 “Innovaciones  tecnológicas agropecuarias en la cuenca del río Chillón”.

 

¡Y gracias a Miguel por revisar el español!MIGUEL

6 Comments

  • Gumercindo dice:

    Interesantes experiencias, felicitaciones, me gustaria compatir experiecias, yo me encuentro en Cañete, y sucede igual aqui hemos podido comprobar que las plantaciones de uva, pepino dulce, fresa, maiz y otros adquieren mayor resistencia s las plagas, utilizando el biol. Compost y el estracto de ajos, productos que lo preparamos nosotros mismos, y es lo que usan los que producen los que exportan. Pero claro eso es para exportar y parece que a ellos les interesa un comino que aqui enel Peru nos envenenemos, la solucion lo tenemos a la mano, pero al parecer, nos encanta que la ganancia se los lleven los que producen los agroquimicos y sus vendedores. Saludos. G. Napa.

  • DAVID CHARCA SOLIS dice:

    Necesitamos hacer una campaña nacional. para reducir la excesiva contaminación de frutas y hortalizas en el Perú, casi la totalidad de productos del campo están con residuos de pesticidas, yo preguntaría al momento quien esta contaminando y matando mas a la población las MINAS o los que dicen llamarse agricultores, creo que este esfuerzo debe de partir del SENASA y comenzar hacer muestreos y descubriremos una triste realidad encubierta hace ya bastantes años, hagamos el esfuerzo de difundir y encontrar la solución.

  • ManoaBoca dice:

    Gracias por sus comentarios y testimonios Gumercindo y David. Imagino que lo que sucede en el Valle Chillón sucede en muchos otros valles del Perú y del mundo. Nuestra idea es difundir estos problemas sin echar la culpa a los agricultores, que en la mayoría de los casos son los mas afectados por estas practicas. Los consumidores de las ciudades necesitan saber lo que está pasando en el campo para apoyar una agricultura mas limpia y un sistema mas solidario. Soluciones existan, al alcance de todos, y esperemos que las experiencias alternativas que publicaremos puedan inspirar o despertar el interés de los agricultores y promotores de proyectos. :)

  • Patricia Marañón dice:

    Hola! Yo actualmente me encuentro haciendo un trabajo de investigación en este valle y lamentablemente, esta situación se extiende a lo largo de éste, desde Carabayllo hasta Canta. Yo también fui a la capacitación en Consorcio Agua Azul ese día con la intención de obtener más información; lamentablemente, ese mismo día me robaron el celular y con él, el material (fotos y audios) recopilado durante el día y otras salidas. Quisiera saber si pueden compartir su audio conmigo, para fines de investigación y educativos, Por supuesto que los derechos de autor se mantienen y respetan.

    Sobre las opiniones, concuerdo totalmente con los comentarios anteriores, la responsabilidad debe partir de los organismos encargados (MINAGRI, a través del SENASA) y crear formas de organización en los distintos valles que permitan hacer una adecuada difusión de información e innovaciones en cuanto al uso de plaguicidas y demás temas que envuelven la agricultura. Espero recibir una respuesta suya. Saludos!

Añdir un comentario a Patricia Marañón Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>