¡ManoaBoca: Bienvenida y Visita Guiada!

“¿Hace mucho que vives en Perú? … ¿Y te gusta Perú? … ¿Y la comiiiiida? … ¿Te gusta la comida?  … ¿El ceviiiiiiche……..? ”

¿Quiénes de ustedes nunca han hecho estas preguntas a un recién llegado al país? Los primeros días en Perú, no tenía idea de por qué todos me preguntaban tanto de la comida. Pero, poco a poco, dejándome llevar por los nuevos sabores que se me ofrecían, entendí el lindo y humilde orgullo nacional por su riqueza culinaria. ¡Poco a poco, fui descubriendo las incontables variedades de quinua, de papas nativas, el increíble cacao amazónico, esta exquisita fruta que es la lúcuma y quien era este Gastón de quien tanto se hablaba!

 Como mediterránea, siempre me encantó los lugares en donde se come bien. Pero, como fan de Madre Natura, siempre me encantó más aun los lugares en donde se produce bien. O sea, con amor y respecto a la vida y a los exigentes ritmos de la naturaleza y del saber-hacer.

¡El queso de Gicella nunca ha sido tan rico que despues que conocimos sus Cabritas!

¡El queso de Gicella nunca ha sido tan rico que después que conocimos sus Cabritas!

 No sé ustedes, pero yo siempre me he preguntado por qué comer una fruta al pie del árbol era una experiencia mucho más sabrosa que comer ésta misma fruta en cualquier otro sitio. Pensándolo bien, creo que la magia ocurre en la nueva personalidad que uno asocia al producto al comerlo en su universo. Al poner una cara y una historia a la fruta. ¡Que sea las del propio árbol o de quién lo ha sembrado!

La idea de ManoaBoca es justamente esta. Poner rostro a nuestra comida. Desviar la luz del proyector gastronómico peruano un poquito más hacia las raíces, antes que los productos estrellas lleguen con estilo a las ferias, tiendas, restaurantes, platos y finalmente a nuestras bocas!

 Nosotros humanos estamos en un momento clave de nuestra historia de la agricultura y de la alimentación. Dos caminos se destacan. De un lado, una agricultura cada vez más industrializada que se sustenta por el uso intenso de insumos y semillas especiales. Y del otro lado, el desarrollo cada día más fuerte de una agricultura natural que busca respectar y a la vez inspirarse de los principios ecológicos observados en la naturaleza. De un lado, un alimentación cada vez más artificial y desconectada de los lugares y ritmos de producción. Del otro lado, una alimentación más consciente y comprometida donde comer orgánico no se justifica solamente por nuestra propia salud sino también por la salud de los demás humanos, animales y generaciones.

Ya podrán imaginar qué lado queremos presentarlos en ManoaBoca.

¿Cómo? Dando valor y espacio a la palabra del campesino. ¿Por qué? Quizás porque es una de las profesiones más nobles. Sin agricultores, morimos de hambre. Quizás porque es una de las más complejas. Un agricultor necesita ser a la vez un biólogo, un agrónomo, un bioquímico, un ecólogo, un climatólogo, un administrador, un comercial, etc. ETC. Quizás porque también es una de las más arriesgadas. A merced de los caprichos climáticos. Donde un solo error de manejo puede resultar en la perdida de horas de sudor. A merced de los caprichos de las bolsas, especulaciones y variaciones de precios. A merced de intermediarios poco honestos. A merced de carreteras malogradas. Etc. ETC.

 Sin embargo, para ciertos agricultores, la magia natural de la germinación de una semilla o el sabor de un producto recién cosechado siguen prevaleciendo sobre todas estas dificultades. A fuerza de observaciones, paciencia y reconsideraciones siguen humildemente aprendiendo de sus victorias y fracasos dando más valor a la satisfacción de una linda cosecha y a la calidad de vida que (¿solo?) el campo puede proporcionar. Para ellos, cultivar la tierra es una vocación. Una pasión.

Es a ellos que queremos dedicar este blog. Dándoles la palabra. Para que podamos entender a estos héroes anónimos del campo. Para que podamos entender cómo nuestra manera de consumir aquí en las ciudades los (nos) puede perjudicar, o al contrario ayudar.

¿Quién y que queremos presentar?

CAMPESIMANOS

En Artesa(ma)nos.

En Artesa(ma)nos.

En Artesa(ma)nos.

En Campesi(ma)nos.

Como lo han entendido, los campesinos van a ser el principal enfoque de ManoaBoca. Pero no el único.

ARTESAMANOSNB

En Artesa(ma)nos.

En Artesa(ma)nos.

En Artesa(ma)nos.

En Artesa(ma)nos.

Queremos también entrar en los universos de los artesanos culinarios. Entender y enseñarles como se hace un buen pan, un buen chocolate, cerveza, café, quesos, etc. Buen, no solamente en el sentido de rico, pero también en el sentido del “bien hecho”. La idea no será de hacer la publicidad de tal o tal artesano, más bien de enseñarles las tradiciones y saber-hacer, técnicas y filosofías atrás de cada uno de ellos.

En Artesa(ma)nos.

En Artesa(ma)nos.

En Artesa(ma)nos.

En BocaBoca.

En esta categoría, queremos presentarles a los anónimos que nos inspiran con sus recetas, iniciativas, historias, etc. ¡Para nunca perder de vista que nosotras, las bocas, también tenemos manos!

LexicoNB

En Artesa(ma)nos.

En Artesa(ma)nos.

En Artesa(ma)nos.

En Artesa(ma)nos.

En Artesa(ma)nos.

En Lexico.

Poco a poco, compartiremos con ustedes las llaves que les ayudarán a abrir las puertas de los grandes conceptos de agricultura y gastronomía.

 

 

En Artesa(ma)nos.

¿Cómo los queremos presentar?

Muchas citaciones. La idea de ManoaBoca es pasarles las propias palabras de los entrevistados, sin retoque ni maquillaje. Para que puedan captar el espíritu de cada mano que les presentamos.

Muchas fotografías. Compartiremos con ustedes las fotografías de las manos y bocas entrevistadas así como de sus campos, paisajes, talleres, y técnicas. Para que puedan asociar las palabras con el universo en el cual se expresan.

Mapa ilustrativo. Ilustraremos los artículos con mapas de las chacras y talleres donde se produce la magia del nacimiento y la transformación de la materia prima. Para que puedan entender de manera más global las 1001 lógicas de organizar su terreno.

Calendarios. La velocidad y exigencias del ritmo actual a veces nos hacen olvidar que la naturaleza tiene su propio ritmo. La idea de ManoaBoca es de asociar cada agricultor con su calendario de cosecha. Para entender y respectar la diversidad de ritmos de cada producto según su región.

¿Cómo lo queremos hacer?

Con dos bocas y cuatro manos unidas, nos repartiremos entre Lima y las demás regiones del Perú. Poco a poco, recorreremos los diferentes paisajes para no olvidarnos de nadie. El viaje ya empezó en Lima y en la selva de Madre de Dios y pronto estaremos yendo a la sierra de Huaraz y Cusco.

No duden en pasar la voz si conocen un campesino o un artesano que no podemos dejar de entrevistar.

Nuestro trabajo es voluntario y una (o varias) manito nos vendría bien. Ya sea para escribir un artículo, tomar fotos o vídeos durante las entrevistas y así conocer de cerca estas experiencias, transcribir una entrevista o revisar el castellano de Camille para aliviar a Iria! Para agradecerle su apoyo, los nombraremos (con fotito) en el artículo publicado (más informaciones aquí).

Aprovechamos este momento para agradecer a todas las manos que nos han ayudado con el montaje de ManoaBoca.

En Artesa(ma)nos.

¡Y sin más una palabra, les damos oficialmente la bienvenida a ManoaBoca!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>